¡Bienvenido!

¡Bienvenido! Gracias por tu visita. En este blog no encontrarás solamente recetas, sino también estudios, narraciones, experiencias y emociones que pasan por nuestra cocina, nuestros platos y nuestras elecciones.

Somos Jessica y Lorenzo y vivimos en la montaña, en la provincia de Parma (Italia). Somos una familia peculiar, sin duda numerosa. Gaia y Pietro son los hijos de Lorenzo y Anita y Iole son los hijos de Jessica.

 

 

Para nosotros, cocinar es un acto de devoción y amor hacia nosotros mismos, hacia las personas con las que vivimos y nos reunimos y hacia todo el planeta. La comida es para nosotros energía y, como tal, debe estar en armonía con nuestro ser, respetando a todas las criaturas vivas. Es lo que nos conecta a la Tierra y a la Naturaleza y, sobre todo, lo que puede ayudarnos a evolucionar.

A través de nuestro blog y nuestras actividades, queremos difundir una cultura diferente de la comida que no se limita solo al acto de cocinar, sino que tiene un significado mucho más profundo, que nos traslada a la concienciación de lo que somos y lo que queremos ser.

Con nosotros descubrirás que es posible seguir una dieta saludable sin renunciar al sabor, y que muchos valores importantes como la ética, el medio ambiente, la salud y la felicidad pasan por nuestro plato.

Además de ser autores, somos cocineros, formadores y asesores de cocina natural, organizamos conferencias, eventos, cursos y talleres de cocina. Nos hemos formado en las mejores escuelas de cocina vegetariana y naturista de Italia y colaboramos con la Escuela SIMO (www.scuolasimo.it) fundada por la doctora Catia Trevisani.

Jessica también se encarga de la comunicación y las redes sociales y ayuda a su padre en la gestión del hotel familiar en Salsomaggiore Terme (www.hotelelitesalsomaggiore.it). Le encanta cantar, caminar, hacer yoga, escribir, cocinar y emplatar con creatividad. Las verduras crudas son su pasión.

Lorenzo es licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación. Master Practitioner en Programación Neurolingúística, amplía sus conocimientos en temas relacionados con la salud, el crecimiento personal y la educación con un enfoque holístico. Ha fundado y dirige desde 2005 la editorial Edizioni Enea (www.edizionienea.it). Entre sus pasiones destacan escribir libros y cocinar.

Gaia y Pietro y Iole y Anita son niños alegres y sonrientes que en su vida, vivida de forma natural, no ven ninguna revolución, sino solamente una sana, apetitosa y divertida cotidianidad.

¡Gracias por tu visita!

Lorenzo y Jessica

 

 

NUESTROS LIBROS

COCINAR CON COLORES (Macro Edizioni)

de Jessica Callegaro y Lorenzo Locatelli

Cocinar con colores es un viaje de un año para descubrir la cocina natural y vegetal, entre energías, emociones y sabores, platos sencillos y sabrosos, pero también técnicas más avanzadas de elaboración y producción para autoconsumo.

Dieciséis capítulos y ciento veinte recetas para saborear los regalos de todas las estaciones, llevando también hasta la mesa brotes, hierbas y flores silvestres, aguas aromatizadas, extractos, productos deshidratados, setas, fermentados, raíces, algas y quesos vegetales, sin olvidar los dulces apetitosos, la panificación y la cocina étnica.

No son solamente recetas, sino también ideas y sugerencias para un estilo de vida más ético y equilibrado, donde la cocina se convierte en un espacio de gran valor para el conocimiento, el intercambio y la alegría de toda la familia.

Cocinar con colores es un libro para quien quiera descubrir y explorar un enfoque diferente de los alimentos, en un recorrido no solo teórico sino también práctico y divertido, donde la creatividad, el equilibrio, el sabor, la salud y la ética son ingredientes valiosos e imprescindibles.

Disponible a partir de mayo 2018!

 

COCINAR SEGÚN LA NATURALEZA (CUCINARE SECONDO NATURA) (Edizioni Enea)

de Lorenzo Locatelli, Catia Trevisani, Antonietta Rinaldi

Tres generaciones, Lorenzo, Catia y Antonietta nos cuentan su historia y nos proponen muchas recetas fáciles de preparar, deliciosas, saludables y 100% vegetales, que siguen los ritmos de las estaciones y respetan el equilibrio del ser humano y el planeta. Una revolución silenciosa puede empezar en los fogones ¡y puede ser divertida, fácil y deliciosa!

Cocinar según la naturaleza es un libro de recetas sencillas, para los padres y madres que trabajan, para las familias que quieren comer con conciencia y sabor sin volverse locos con elaboraciones muy complicadas.

Se proponen para cada estación menús completos, que ofrecen consejos para saber combinar diferentes alimentos. Además de postres, aperitivos, masas para elaborar pan, pasta y pizza, cubitos de caldo casero y platos especiales para los días de fiesta. Pero esto no es todo, los autores ofrecen también valiosos consejos para cocinar de forma natural nutriendo el cuerpo, la mente y el espíritu.

Búscalo en Amazon!

 

 

LOS PRINCIPIOS DE LA COCINA NATURAL

La cocina natural tiene orígenes muy antiguos, no es una moda ni un descubrimiento reciente, sino todo aquello que nuestros antepasados nos han transmitido a través de las tradiciones y la elección de alimentos beneficiosos para nuestras necesidades y nuestro bienestar.

En la actualidad hemos olvidado y borrado esas tradiciones, dando paso a hábitos alimentarios poco saludables para nosotros y para el planeta que nos acoge. Ahora la cocina natural se ha convertido en una opción, una propuesta, una oportunidad para recuperar la armonía con la naturaleza y con todos los seres vivos y, sobre todo, nuestro equilibrio.

Cómo hacer la compra y qué tener en la despensa:

• Elegir alimentos de origen vegetal: cereales, legumbres y derivados, hortalizas, fruta fresca y seca, semillas oleaginosas, algas, brotes, hierbas, especias y productos fermentados.
• Optar por alimentos integrales y sin refinar: no sal blanca sino sal marina integral, no azúcar blanco sino edulcorantes naturales (malta, fruta seca, zumo de fruta y azúcar de caña integral), no harinas refinadas sino harinas integrales, no pasta blanca sino cereales en grano, preferiblemente integrales. Durante el refinado, los alimentos pierden sus propiedades nutricionales y a menudo se utilizan blanqueadores químicos.
• Elegir alimentos ecológicos y biodinámicos sin tratar y de origen certificado: no solo por las sustancias químicas que contienen los alimentos sino, especialmente en la fruta y la verdura, para poder aprovechar las vitaminas que representan un aporte fundamental en nuestra alimentación.
• Respetar la estacionalidad: consumir fruta y verdura de temporada nos garantiza el aporte nutricional y energético adecuados (cuando hace frío, necesitamos determinados tipos de alimentos, en cambio, cuando hace calor necesitamos otros).
• Fomentar los productos de proximidad: es importante, cuando sea posible, estar en armonía con la zona en la que vivimos, tanto desde un punto de vista de la salud como ético, basado en favorecer la biodiversidad.
• Preferir ingredientes naturales a productos industriales: los productos procesados no poseen energía vital y contienen aditivos tóxicos y sustancias nocivas, por lo tanto, hay que tener cuidado con las etiquetas.
• Cuando sea posible, dedicarse a la producción para autoconsumo: esto permite tener un mayor control de las materias primas, ahorrar en la compra y provocar menos impacto en el medioambiente.
• Variar las combinaciones de alimentos para evitar fermentaciones, molestias digestivas y para tener un aporte equilibrado de hidratos de carbono, vitaminas, proteínas, sales minerales y grasas no saturadas: verduras con cereales y legumbres o verduras con proteínas vegetales, cómete la fruta fuera de las comidas.
• Variar los métodos de cocción: tanto durante la comida como especialmente en equilibrio con la temporada, algunos vegetales pierden nutrientes con cocciones largas y es preferible consumirlos crudos, ligeramente marinados, fermentados o salteados rápidamente en la sartén. Durante el invierno nuestro cuerpo necesita almacenar calor y, por lo tanto, se recomiendan cocciones más largas como el horno, el vapor o la olla a presión.
• ¡La vista también cuenta! No basta con prestar atención a los ingredientes, es necesario también cuidar la preparación y el aspecto de los platos, además de ser sabrosos deben ser bonitos, el atractivo es importante no solo desde un punto de vista estético, sino porque a través de la estimulación química de las enzimas se prepara al estómago para una mejor digestión.

 

LA DESPENSA

No hay ninguna duda, el primer secreto de una buena cocina es una despensa bien surtida.

Elegir alimentos de gran calidad para tenerlos siempre en casa es el primer paso fundamental para cuidar de nosotros y las personas que más queremos. Es importante optar por alimentos integrales, ecológicos, biodinámicos y de proximidad, o por productos de comercio justo.

Indicamos a continuación una lista de los alimentos que recomendamos tener siempre disponibles en nuestra cocina. Muchos de ellos serán nuevos y nos permitirán descubrir sabores y aromas hasta ahora desconocidos, otros han pertenecido desde siempre a nuestra tradición.

Alimentos que se conservan durante mucho tiempo

• Cereales (con gluten): trigo (cuscús y bulgur), cebada, espelta, centeno, avena
• Cereales (sin gluten): arroz (integral, semi integral y basmati), mijo, maíz (polenta), trigo sarraceno, amaranto, quinoa
• Pasta integral: larga, corta, para sopa, no solo de trigo sino también de maíz, arroz, soja, espelta
• Harinas: trigo (grano blando y grano duro) integral y semi integral, espelta integral, centeno integral, cebada integral, avena integral, maíz integral, arroz integral, garbanzos, almidón de maíz
• Legumbres secas: alubias (pintas, blancas, carrillas, azuki), garbanzos, guisantes, lentejas, habas, soja
• Levadura: masa madre, levadura de cerveza, levadura para repostería (cremor tártaro)
• Hierbas aromáticas: laurel, albahaca, cebollino, mejorana, menta, orégano, perejil, salvia, tomillo, mezcla de aromas
• Especias: anís, canela, cardamomo, cilantro, comino, cúrcuma, curry, nuez moscada, guindilla, azafrán, jengibre
• Aceite: aceite de oliva virgen extra de primera prensada en frío, aceite de maíz, aceite de girasol, aceite de lino
• Condimentos: sal marina integral gruesa y fina, shoyu, tamari, cubito de caldo vegetal, miso (de cebada o arroz), vinagre de manzana, gomasio, levadura alimenticia en escamas, nata vegetal, mostaza
• Semillas oleaginosas: girasol, sésamo, lino, amapola, calabaza
• Fruta seca y deshidratada: almendras, nueces, avellanas, anacardos, piñones, pistachos, dátiles, higos, ciruelas, albaricoques, manzanas
• Algas: arame, dulse, hijiki, kombu, nori, wakame, agar-agar
• Otros: ajo, cebolla, alcaparras, setas secas, pan rallado, semillas para brotes, umeboshi, kuzu, nigari
• Bebidas: té, infusiones, café de cebada, leche vegetal (de arroz, soja, avena, almendra)
• Edulcorantes: azúcar de caña integral, mascabado, malta (de cebada, maíz, arroz)
• Cremas: avellanas, sésamo (tahini)
• Golosinas: chocolate fondant, cacao en polvo, coco deshidratado

Alimentos frescos

• Verduras de temporada
• Fruta de temporada
• Tofu, seitán, tempeh, mopur y carne vegetal

 

Iscriviti allanewsletter

Ricevei aggiornamenti e news riguardanti il nostro blog.



You have Successfully Subscribed!